Blog

Entradas recientes

¿Qué es el BDSM? ¡Las mejores putas en Málaga te lo cuentan!

Es posible que hayas oído en infinidad de ocasiones el término BDSM al hablar de sexo con tus colegas o con los compañeros de trabajo, y que hayas tenido que disimular diciendo a todo que sí con la cabeza porque realmente no tienes ni idea de qué se trata y no quieres quedar como una persona desactualizada en cuanto al mundo del sexo se refiere. Pues bien, nosotros somos tu salvación, y es que en este post te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el BDSM, y te aseguramos que en cuanto termines de leer este artículo, ¡estarás como loco por probarlo! ¿Comenzamos?

BDSM: Bondage, Dominación, Sado y Masoquismo

Las siglas BDSM hacen referencia a Bondage, Dominación, Sado y Masoquismo… seguro que ya te has animado, ¡esto promete! Se trata de una de las técnicas sexuales de moda actualmente, pero como verás a continuación, tiene bastantes particularidades que le alejan del sexo más convencional, ¿quieres que te las contemos?

Si has visto recientemente la famosa de película 50 Sombras de Grey, ya tienes una ligera idea de en qué consiste el BDSM, aunque posiblemente no lo sabías hasta ahora. Pues bien, es una técnica sexual en la que un miembro de la pareja ejerce un papel dominador sobre el otro, y en la que entran en juego diferentes juguetes eróticos y artículos sexuales como ataduras, máscaras,  esposas o mordazas que no harán más que aumentarán el morbo y el placer, presentando un nuevo mundo de sensualidad hasta ahora desconocido.

50-sombras-grey

Pero existe una creencia errónea con el BDSM que hace que todavía mucha gente se muestre reticente a incorporarla a su rutina sexual. Y es que no, el BDSM no consiste en maltratar o hacer daño a la pareja, aunque es posible que haya parejas que lo lleven al extremo y entren en ese juego, pero tranquilo, te aseguramos que al terminar no tendrás que llamar a un médico.

Consiste en conocer una nueva cara del sexo, y en muchas ocasiones ha sido la salvación para muchas parejas, que han encontrado en el BDSM una manera de acabar con la rutina y volver a encender esa llama de la pasión que tan importante es mantenerla viva. Sin duda, una nueva experiencia que debes probar sí o sí, después ya se verá si es lo tuyo o no.

Y es que dominar se puede dominar de muchas maneras diferentes, no hace falta pegar ni azotar a tu pareja, aunque si os gusta eso, ¡adelante! Con dominar nos referimos a castigar a tu pareja porque ha sido muy mala, atándole las manos al cabecero de la cama y vendándole los ojos para que puedas hacerle el amor locamente y sin rechistar. Y por supuesto le puedes poner un poco de picante al asunto,  y si tiene alguna queja, un sensual azote no está de más.

Es una técnica en auge, gracias en parte al éxito de la ya mencionada 50 Sombras de Grey, tanto que se ha convertido en uno de los servicios más demandados a nuestras escorts de lujo, hasta el punto que hemos llegado a pensar en crear la sección contactos BDSM, ¿te gustaría?

Un poco más sobre el BDSM

mas-bondage

Ahora que ya más o menos te has hecho una idea, vamos a profundizar un poco más sobre el BDSM y te vamos a desgranar en qué consiste cada una de las sigas que forman esta técnica sexual.

B: Bondage

La B hace referencia a bondage (atar), y es posiblemente el más importante del BDSM. Es el que crea el rol de amo – esclava o policía – ladrón, utilizando todo tipo de cuerdas, corbatas o cintas para inmovilizar y dominar a una persona sexualmente hablando. Para darle un poco más de sensualidad, te recomendamos apoyarte en disfraces sexuales que aumenten vuestras revoluciones.

D: Dominación

La D habla de la dominación, aunque mucha gente prefiere quedarse con la disciplina, ¿y tú? Nosotros nos quedamos con dominación, que nos permitirá optar un rol dominante sobre la pareja para hacer todo lo que se nos antoje. Eso sí, os recomendamos que antes de comenzar establezcáis unos límites para que después no haya ningún problema.

S: Sado

La letra S se refiere a sado o sadomasoquismo, aunque también a sumisión, pero no te asustes, pues ya te hemos dicho que esto no significa que tengas que pegar a tu pareja ni hacerla daño. Unos azotes en el culo mientras está atada de pies y manos también es sado, y te aseguramos que no le provocará ningún tipo de dolor, sino que gemirá de placer como nunca lo ha hecho. Por si acaso, no está de más que tengáis una palabra de seguridad por si a alguien se le va de las manos.

M: Masoquismo

Y por último la M, o lo que es lo mismo, masoquismo. Consiste en las prácticas sexuales en las que el dolor o la humillación tienen un protagonismo especial, y a nosotros es sin duda la que menos nos gusta, pero oye, para gustos los colores. Hay muchas maneras de llevar a cabo el masoquismo, así que da rienda suelta a tu imaginación y disfruta.

Bueno ahora ya sí que lo sabes todo sobre el BDSM, seguro que ya estás llamando a una de nuestras putas de lujo para que te enseñe todo lo que sabe. Abre tu mente y atrévete con una de las técnicas sexuales más placenteras que puede haber.

¡Manos a la obra!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies